Beatriz Stix-Brunell, la nueva prodigio norteamericana

, de tan sólo 19 años, es la nueva bailarina principal del Royal Ballet, compañía a la que se unió cuando sólo tenía 17 años.Su promoción llegó el pasado mes de Julio, según narra Pointe Magazine, saltando del nivel más bajo en el cuerpo de baile hasta uno de los rangos más importantes sin pasar por los intermedios.

Nacida en Miami y criada en Manhattan, Stix-Brunell se matriculó en la School of American Ballet en a los siete años, y se enamoró de inmediato. A los 11, ella comenzó a tomar clases adicionales con el maestro de la Ópera de París Herrault Fabrice “y decidí que quería hacer una prueba para la Escuela de Ballet de la Ópera de París.”

Stix-Brunell viajó con su madre a la sede de la escuela en las afueras de París. Aunque la escuela acepta pocos estudiantes extranjeros, ella fue una de las pocas excepciones. En septiembre de 2005, dejó  Nueva York y se trasladó a París con su madre y su hermano, su padre se quedó atrás, visitándolos cuando podía.

“Fue abrumador al principio”, dice ella. “Todo, incluyendo lecciones de la escuela, estaba en francés, que yo no hablaba nada, y la presión en las clases era alta, teníamos exámenes y se calificaban, cosa a la que no estaba acostumbrada. Además era difícil hacer amigos “.

Al final del año, fue la primera en su clase, pero sin embargo decidió regresar a Nueva York. Su hermano, a punto de entrar en la escuela secundaria, estaba ansioso por volver a casa. Sin embargo, no regresó a la School of American Ballet sino que continuó su trabajo con Herrault para seguir el tipo de entrenamiento que había estado recibiendo en París.

Poco después de su llegada a Nueva York, se enteró de las audiciones para Morphoses, compañía de Christopher Wheeldon and Lourdes Lopez, y decidió probar suerte. Tenía sólo 14 años.

Aunque trabajó con ellos por más de un año, decidió que quería terminar la secundaria así que regresó a la School of American Ballet, donde la vió Monica Mason, ex directora del Royal Ballet. “Quedé muy impresionada cuando la  vi por primera vez”, dice Mason. “Ella era muy segura para tener 15 años, musical y técnicamente sólida. Pero por ser alumna del SAB, sabía que Peter Martins debería tener primera opción “.

Martins, sin embargo, no escogió Stix-Brunell para NYCB, y cuando la bailarina quedó libre, Mason no dudó. Durante su  primer año  en Londres, Stix-Brunel completó la escuela secundaria a través de Skype  y bailó en el cuerpo de baile.

Su oportunidad se produjo en marzo pasado, cuando Marianela Núñez se lesionó y Wheeldon la escogió para el rol principal de “Alice in Wonderland”.

La tranquilidad, la capacidad de aprender rápidamente y la experiencia en el escenario que mostró a través de la actuaciones Alice,  le fue muy útil cuando otra bailarina, Lauren Cuthbertson, tuvo que retirarse de “El Príncipe de las Pagodas” apenas unas semanas más tarde y ella tomó el rol titular.

Consultada sobre si extraña ser una “adolescente normal”, se limita a contestar: “Por la danza debes hacer sacrificios. Hago algo que adoro, trabajo duro y la recompensa es estar sobre el escenario”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: