Miami City Ballet se recupera y anuncia nuevo director ejecutivo

Tras un año difícil, el Miami City Ballet está recuperándose de pronto con fuerza, anunció el Miami Herald.

Primero, la compañía anunció $3 millones en nuevas donaciones, una entrada salvadora de casi un cuarto de su presupuesto de $13 millones. Y el martes, MCB anunció la contratación de un importante recaudador de fondos del Centro John F. Kennedy de Washington como director ejecutivo.

“No es que no haya problemas financieros, pero realmente hemos salido ya de una mala racha”, dijo el experto en mejoramiento de instituciones artísticas y presidente del Centro Kennedy Michael Kaiser, quien ha estado sirviendo de consultor a MCB desde julio. “Estamos entrando en un momento muy bueno”.

Kaiser, quien estructuró el rescate del Alvin Ailey American Dance Theater, el American Ballet Theater y la Royal Opera House de Inglaterra, dijo que las medidas aseguran que la compañía se recuperará de su período más difícil en los 26 años de su historia.

El nuevo director ejecutivo es Daniel Hagerty, de 40 años, quien como director de campañas individuales en el Centro Kennedy encabeza un equipo de 25 personas que recaudaron el año pasado $40 millones. Kaiser se lo presentó a la junta directiva del MCB hace un mes.

Hagerty, quien comienza a fines de octubre, dijo el martes que está encantado ante la perspectiva de trabajar con la nueva directora artística Lourdes López, quien asumió el control este mes.

“Es intimidante, pero cuando se presentan oportunidades como esta uno no puede decir que no”, dijo Hagerty. “A mí lo que más me entusiasma es saber que Lourdes tiene planes en mente para la compañía que realmente la van a llevar adelante, [y] ser parte de ese proceso, parte de un equipo con Lourdes y la junta. Ellos han tenido 26 años de puestas maravillosas, y ahora están empezando los otros 25”.

La noticia positiva ocurre tras meses de rencores y problemas fiscales y organizativos relacionados con la deposición del director artístico fundador Edward Villella, quien renunció a su puesto el 4 de septiembre. El legendario ex bailarín estelar, quien hizo del MCB una de las más importantes compañías de ballet en Estados Unidos, había sido presionado para que se fuera por miembros de la junta ejecutiva del ballet y por algunos de los principales donantes, según miembros de la junta directiva del MCB, partidarios y empleados.

Las tensiones alrededor de la salida de Villella aumentaron los ya considerables problemas financieros de la compañía. Para el verano, tenía un déficit operativo de casi $3 millones, y debía casi la misma cantidad. Cuando el director ejecutivo Nicholas Goldsborough fue despedido en junio tras apenas siete meses en el puesto, la falta de dirección desmoralizó al personal e hizo que algunos se cuestionaran el futuro de la compañía.

Las nuevas donaciones, todas prometidas desde principios de agosto, mostraron una confianza renovada en la compañía, dijo Kaiser. Estas incluyeron un regalo de al menos $1 millón y otro de por lo menos $500,000, la mayoría de parte de personas que habían donado antes. Lo que es más, $1 millón de la deuda acumulada de $3 millones de la compañía ha sido perdonado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: