Corella: “Es incomprensible que en España no pueda existir una compañía de danza clásica”

El bailarín Ángel Corella se ha mostrado  dispuesto a evitar la “muerte” de su compañía pese a la falta de apoyo económico de las instituciones públicas y, al respecto, ha anunciado que en la actualidad la fundación que lleva su nombre mantiene abiertos contactos con distintas comunidades autónomas para trasladar su sede a alguna de ellas, después de la no renovación del convenio de colaboración suscrito en 2008 con la Junta de Castilla y León, reseña el diario La Vanguardia.

“Lo que no es comprensible es que en España haya cincuenta o sesenta orquestas, muchas de ellas con subvenciones de cinco o seis millones de euros, y que, en cambio, no pueda existir una compañía de danza clásica”, ha advertido

Ángel Corella, quien, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha lamentado que “aquí se ponga el grito en el cielo” por la subvención de 1.200.000 euros recibida de la Junta, cuando dicha cuantía ha sido “exprimida y estirada al máximo”.

Corella se refería así a que esa subvención se ha traducido a lo largo de estos años en la puesta en escena en los teatros de la Comunidad de hasta un total de cincuenta espectáculos, así como en el desarrollo de cincuenta y dos programas educativos y la proyección internacional de la región, “pues se ha llevado el nombre de Castilla y León por países como EE.UU., Portugal, México, Francia e Italia”.

El artista, durante la presentación del programa Black Swan que el Teatro Calderón de Valladolid acogerá del 13 al 15 de enero, ha aprovechado, no obstante, para agradecer el apoyo recibido hasta la fecha por la Consejería de Cultura y Turismo de Castilla y León y puntualizar que la resolución del referido convenio ha sido fruto de una decisión “mutua” de las dos partes motivada por la “horrible crisis mundial”.

En este sentido, el bailarín ha recordado que la Fundación Ángel Corella, nacida en 2001 en Catalunya, acogió hace tres años con entusiasmo el ofrecimiento de la Junta de ubicar su sede en Castilla y León, en concreto en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia), pero ha insistido en que los constantes recortes presupuestarios sufridos desde 2009 a causa de la crisis económica han conducido a una situación que ya ambas partes vislumbraban.

“Por un lado, la Consejería de Cultura se dio cuenta de que la magnitud del proyecto requería de un apoyo económico muy importante, ya que grandes compañías de danza clásica tienen presupuestos de entre seis y siete millones, y, por otro, nosotros vimos también que con esos continuos recortes, que nos obligaban a hacer juegos malabares, no era posible mantener el nivel que yo me había marcado”, ha resumido el reputado bailarín, quien como ejemplo de la situación ha precisado que la producción de un espectáculo como El lago de los cisnes puede tener un coste de un millón de euros y su equipo de bailarines fue capaz de defenderlo con “menos de un tercio de esa cantidad”.

Lo que ha dejado muy claro Corella es que la marcha de su compañía de Castilla y León no tiene culpables y la terminación del convenio se ha tomado en términos “positivos, sin acritud, sin peleas entre las dos partes”, por lo que espera seguir llenando en un futuro con sus producciones los teatros de la Comunidad.

Durante su comparecencia ante los medios, ha insistido en que “España se merece tener una gran compañía de danza clásica”, máxime cuando el país cuenta con una gran cantera de bailarines repartidos en grandes compañías de ámbito internacional, muchos de los cuales han regresado cuando se les brindó la oportunidad de trabajar con la Corella Ballet.

Por ello, el bailarín, preguntado por sus planes de futuro, se ha mostrado dispuesto a evitar que su compañía “muera”, de ahí los contactos que mantiene con distintas comunidades autónomas interesadas en el proyecto, especialmente la catalana, donde nació la fundación, con el fin de mantener y elevar incluso su nivel y prestigio, reconocido en 2010 tras ser declarado su producción Soleá como el mejor espectáculo de danza del mundo, por encimo de la Ópera de París, The American Ballet o el Bolshoi ruso.

Su compañía pondrá en escena en el Teatro Calderón de Valladolid, entre los próximos días 13 y 15 de enero, el espectáculo Black Sawn, compuesto por el III Acto de ‘El lago de los cisnes’, así como por la obra ‘Who cares’, “muy divertida”, con música jazz, influenciada por los musicales de EE.UU. y que retrata a una risueña Nueva York, para concluir con la pieza Suspendend in time, obra del propio Corella, Russell Ducker y Kirill Radev, en la que los tres coreógrafos ponen en escena una fusión del pop-rock y la danza clásica “que es muy extraña y difícil de ver en los escenarios”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: