Isaac Hernández, orgullo mexicano

A sus 21 años  el mexicano Isaac Hernández es el primer bailarín del San Francisco Ballet, una de las cinco más importantes compañías del mundo. Su papá, el ballet master Héctor Hernández, fue el primer maestro que tuvo, con sólo 12 años dejó a su familia para mudarse a Filadelfia y estudiar durante cuatro años en The Rock School for Dance Education.

“En ese momento me habían ofrecido becas en las mejores escuelas del mundo: Australian Ballet, Stuttgart Ballet, Royal Ballet de Londres; (escoger Filadelfia) fue una decisión difícil, mis papás no me querían dejar ir porque era muy pequeño, pero esta escuela se puso a mis servicios e incluso me ofreció la oportunidad de que alguien viviera allá conmigo. Esto ayudó a tomar la decisión porque me acompañó una de mis hermanas, no me fui solo”.

A los 17 años obtuvo su primer contrato profesional con el American Ballet, hasta que fue invitado a tomar una clase con el San Francisco Ballet, y su director Helgi Thomasson, reconoció que estaba ante un joven con mucho futuro y no dudó en contratarlo.

Reconocido por su limpieza técnica, que lo llevó a obtener el tercer lugar del Concurso Internacional de Ballet de Moscú, considera que se debe estar convencido del gusto por el ballet ya que se trata de una profesión muy demandante.

“Es difícil porque le dedicas la vida a esto, hasta que te retires, es el cien por ciento de tu tiempo dedicado al ballet, todas las posiciones son muy forzadas, estamos transformando al cuerpo y tiene consecuencias en algún momento, dolores, lastimaduras (…) No recuerdo alguna vez que haya bailado sin sentir algún tipo de dolor, es parte de la profesión y la disciplina, es cuidarte, no sólo físicamente, sino psicológicamente para no dejar que todo ese trabajo te desgaste y se convierta en obligación en lugar de tu arte y tu gusto”.

Y en su paso por convertirse en un embajador del ballet, ya tiene a alguien que sigue sus pasos, se trata de su hermano Esteban Hernández, quien a sus 16 años se ha convertido en el primer mexicano en ingresar a la Escuela del Royal Ballet de Londres.

La Rutina

“La clase del San Francisco Ballet empieza a las 10 de la mañana y termina a 11:15, luego hay que prepararse para los ensayos que comienzan a las 11:30 y concluyen dos o tres horas después. Tenemos de una a dos horas para comer y regresar a las cuatro de la tarde”, relata Isaac Hernández. “A veces es cansado, pasas muchas horas parado, pero también hay que bailar, marcar, cargar, etcétera. Salimos a las siete, llego a casa, me baño, me duermo y al otro día a seguir, y así es mi rutina de martes a domingo”.

“¡Es por eso que tienes que estar seguro de que lo que haces te gusta y lo disfrutas, porque si no, se convierte en tortura! Cuando estamos en temporada bailamos en la noche, ensayamos hasta las 5 y la función es a las 8. Los lunes es el día que descansamos y aprovecho para practicar golf, me encantan los campos que hay en California, pero si no estoy en el green, me la paso dormido”.

Con información de alianzatex.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: